YA CORRÍ MI PRIMER MARATÓN ¿Y AHORA QUÉ?

¿Qué pasa después del maratón mente y cuerpo? Algunos le llaman “depresión post-maratón”.

De la redacción / @runnersworldmex

Hay quienes terminan relativamente frescos y con ganas de seguir corriendo, los que piensan que no entrenan lo suficiente, quienes creen que pudieron haber corrido más rápido si hubieran hecho esto o aquello, los que desde el kilómetro 30 ya querían parar, quienes en el 40 juraron no hacer otro.

Lo interesante es que al otro día del maratón, y después de todo lo vivido física y emocionalmente el día de ayer, has entrado al mundo del maratonista, eres de los que estamos pensando en cuál será el siguiente. Ahora nos damos cuenta que las actividades relacionadas con la misión de correr los 42K se convirtieron en un hábito, por el resto de la semana estaremos adoloridos de cada músculo, pero existe algo más grande, algo que está por encima de cualquier lógica y casi nadie lo entiende ni nosotros mismos alcanzamos a comprender. Y es que, cómo es posible que apenas casi torturaste a tu cuerpo y mente, ¡y ahora lo extrañas y quieres volverlo a hacer!

Bien, pues si ya eres maratonista, coincidirás conmigo en lo siguiente:

  • Sientes algo de nostalgia, la cual no sabes de dónde viene, es un encuentro de sentimientos que invade tu ser.
  • Con todo y dolor de músculos, te sientes inquieto y, sin importar tu resultado, estás buscando algo que no tiene lógica o respuesta.
  • Se te queman las habas por entrar a internet y ver el calendario de los próximos maratones y, de ser necesario, apuntarte al siguiente antes de que se agoten las inscripciones.
  • Extrañas ese sentimiento inexplicable que se experimenta después de un duro entrenamiento, esa combinación de cansancio, ese sentimiento reconfortante al inhalar oxígeno profundamente que relaja los músculos y la mente, qué tal esas ganas de comer sin remordimiento, porque sientes y sabes que te lo ganaste, recuerdas ese sentimiento de autocontrol, cuando a tu alrededor se cae el mundo, pero para ti “todo está bien”, porque hay suficiente oxígeno en los músculos que está haciendo un efecto increíble en tu mente.

Bueno, si ya eres uno de estos seres extraños y no sabes qué hacer, tu familia, esposo o esposa no te comprenden y estás pensando en el pretexto ideal para inscribirte al próximo, te recomiendo lo siguiente:

1. HAZLO, INSCRÍBETE

Hazlo simplemente porque es la única manera de curar la famosa depresión post-maratón.

2. ORGANIZA TU AGENDA

Deja que pase esta primera semana, enfócate en reparar los daños ocurridos del último maratón, solo consigue estar sano para iniciar la siguiente etapa.

3. PREGUNTÁTE QUÉ TIPO DE MARATONISTA ERES

corres maratones por el placer de disfrutar todos los beneficios que ahora ya sabes, incluyendo un pleno conocimiento de tu persona o eres uno de esos que luchan por romper marcas e, incluso, por qué no algún día, subir al podio.

4. EN CUALQUIERA DE LOS DOS CASOS

Deberás tener un plan de entrenamiento que te disponga a tomar la acción del día a día y levantarte a entrenar, así podrás organizar el resto de tus actividades y ser eficiente en tu trabajo y carrera. 

Etiquetado cómo

  • MARATÓN
  • ENTRENAMIENTO
  • SOY MARATONISTA
  • ENTRENAMIENTO PARA MARATÓN
  • FUERZA
  • CORRER
  • CORREDOR
  • FUERZA MENTAL
  • PRIMER MARATÓN
Logo Comscore
Logo Televisa Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Sports