Saltar al contenido

Fortalece tus piernas haciendo desplantes

Los desplantes son un ejercicio maravilloso que nosotros, los corredores “masoquistas” disfrutamos al máximo.

Y es que esa sensación de hormigueo cada vez que hacemos un desplante es indescriptible, y sí duele, pero los resultados son más que satisfactorios.

Hacer desplantes potencian la musculatura posterior y anterior de las piernas sin forzar la espalda, y son un ejercicio indispensable en la rutina de fuerza de un corredor.

Y es que este ejercicio es un clásico por algo, ya que se trabaja tanto con el peso del propio cuerpo, e incluso pueden agregarse pesas para hacerlo más explosivo.

Y además, en esencia es muy sencillo, solo debes poner atención en mantener la espalda recta y la mirada al frente, cuidando el equilibrio en todo momento.

Lo ideal sería que pudieras tocar el suelo con la pierna que bajas, pero si te es complicado, lo mejor es que llegues hasta donde tú te sientas seguro.

Entre los beneficios de hacer desplantes está que puedes tonificar tus glúteos, incrementar tu musculatura, e incluso prevenir lesiones.

Por eso, aquí te dejamos 2 ejercicios súper sencillos para que los hagas en tu próxima sesión de pierna. ¡Te sentirás increíble!

Ejercicio 1.

Realiza una sentadilla tradicional y después, de un brinco, realiza un desplante profundo con la pierna derecha y otro con la izquierda. Regresa a la posición inicial. Repite 10 veces y haz 3 series.

PLUS: Puedes agregar unas mancuernas a tus desplantes para hacerlas más explosivas aún.

Ejercicio 2.

Parado en tu lugar, con los pies abiertos a la altura de los hombros, desplaza tu pierna derecha hacia atrás y baja, después regresa a tu posición inicial.

Repite con el izquierdo hasta llegar a 20 repeticiones. Haz 3 series.

PLUS: Puedes agregar un poco de peso a cuando realices este ejercicio.

¿Estás listo para sentir que tus piernas te “queman”?, pruébalos.