¿Para qué sirven las lagartijas?

¿Para qué sirven las lagartijas?

¿Para qué sirven las lagartijas?

Las lagartijas, también conocidas como flexiones o push ups, son un ejercicio que activa los músculos y articulaciones mediante la acción de doblarlas y extenderlas. Las lagartijas sirven para fortalecer y trabajar el pecho, deltoides, tríceps y el core. Las flexiones también sirven para ofrecer una mejor estabilidad a la espalda y tonificar los glúteos.

Beneficios de hacer lagartijas

Además de mejorar considerablemente la condición física, las lagartijas permiten desarrollar y ganar fuerza en los brazos. Realizar este ejercicio también es benéfico para reforzar la espalda y el core, así como para activar el metabolismo y tener un mejor rendimiento en las actividades cotidianas. Por otra parte, el aspecto físico también cambiará. Entre otros beneficios de hacer lagartijas están:

¿Cómo hacer lagartijas?

Las lagartijas o flexiones clásicas se realizan en una superficie plana. Es importante tomar en cuenta que el punto de apoyo de este ejercicio son las manos y los pies, por lo que deberán encontrarse posicionados correctamente a fin de evitar lesiones.

La posición inicial es colocando el cuerpo boca abajo en el suelo. Las manos deberán encontrarse separadas a la altura de los hombros, los dedos también deberán encontrarse abiertos para obtener un mejor soporte y agarre. Estando en el suelo, es importante que el tronco se encuentre alineado y recto con las piernas, las cuales deberán sostenerse de la punta de los pies.

Al hacer la flexión, es importante rotar las manos hacia afuera para que el hombro también pueda permitirse sentir la rotación. Los brazos deberán flexionarse para descender, de tal manera que el pecho toque el piso. Para finalizar una repetición, es necesario regresar a la posición de inicio.

Un consejo práctico durante la realización de este ejercicio es apretar el abdomen durante todo el movimiento.

¿Qué músculos trabajan las lagartijas?

Las lagartijas forman parte de la categoría de ejercicios funcionales, es decir, permiten desarrollar y ejercitar de forma completa el cuerpo humano. También se le considera un ejercicio funcional debido a que se realiza en función de la naturaleza de los movimientos humanos. Entre los principales músculos o zonas del cuerpo que trabajan las lagartijas están:

Lagartijas o flexiones diamante

Las flexiones diamante son una variante de las flexiones clásicas, las cuales requieren una mayor fuerza en su realización. La posición de las lagartijas diamante es similar a la de las lagartijas clásicas, la única diferencia es la posición de los brazos y manos.

Los brazos deberán colocarse ligeramente flexionados al centro, procurando que ambas manos se junten formando la figura de un triángulo o la silueta de un diamante. Esta posición elevará la dificultad del ejercicio, ya que el punto que sostiene el cuerpo es más complicado de mantener.

Errores más comunes al hacer lagartijas

Como en cualquier ejercicio, existen acciones o posiciones que conviene evitar a fin de no sufrir lesiones o accidentes. Los errores más comunes al realizar lagartijas son:

Salir de la versión móvil