¿Qué es el calcáneo?

¿Qué es el calcáneo?

¿Qué es el calcáneo?

El calcáneo es uno de los huesos más grandes del tarso del pie. Tiene una consistencia esponjosa y posee una rica vascularización. Se encuentra ubicado en la parte posterior del pie y debajo de los tres huesos que constituyen la articulación del tobillo; la tibia, el peroné y el astrágalo.

El calcáneo también es conocido popularmente como el «hueso del talón». Es una de las piezas óseas más susceptible a las fracturas, las cuales se asocian, principalmente, a traumatismos de alta energía.

Funciones del calcáneo

Es importante acentuar que el calcáneo dotará de sus funciones al talón, por lo que sus quehaceres son la de servir como punto de apoyo durante la marcha y estabilidad de la persona. De igual modo, el calcáneo ofrece firmeza al cuerpo humano al momento de hacer actividades cotidianas o deportivas.

¿Por qué duele el calcáneo?

El dolor de calcáneo suele ser provocado por distintas afecciones, principalmente aquellas que tienen repercusiones sobre los huesos. En este sentido, las patologías que suelen ser las causantes del dolor de calcáneo son:

De igual modo, cabe destacar que las manifestaciones clínicas pueden variar en función de la afección que presente la persona.

Síntomas de dolor en el calcáneo

Aunque cada persona puede manifestar signos y síntomas distintos, existen malestares que permanecen como una constante en cada paciente, tales como:

Fractura de calcáneo

La fractura de calcáneo o de talón es una de las fracturas más comunes del miembro inferior. Suele ocasionarse al caer desde una altura bastante pronunciada, por alguna torcedura de tobillo o por el traumatismo generado en un accidente vehicular.

La gravedad de la fractura de calcáneo puede clasificarse en función del tamaño y cantidad de huesos rotos. Del mismo modo, la gravedad de la fractura responde a las lesiones en los tejidos blandos circundantes (músculos, tendones y piel), así como del número de piezas que se encuentran desplazadas de su lugar.

Síntomas de una fractura de calcáneo

Los principales síntomas de fractura en el calcáneo son:

¿Cómo curar el calcáneo?

Existen dos tipos de recursos para tratar una fractura de calcáneo: la quirúrgica y la no quirúrgica.

El tratamiento quirúrgico es utilizado cuando los huesos han sufrido un desplazamiento fuera de su lugar, por lo que la única forma de acomodarlos es mediante una cirugía. El tratamiento quirúrgico es uno de los más habituales, por lo que no existen complicaciones durante la operación. No obstante, pueden presentarse problemas de cicatrización, daño en los nervios o infecciones que puedan presentarse después de la intervención.

Por su parte, el tratamiento no quirúrgico es contemplado cuando los trozos del hueso no se han desplazado, por lo que se opta por el uso de una inmovilización (en este caso, puede tratarse de un aparato ortopédico, de una férula o un yeso) para evitar que sigan moviéndose las piezas óseas. El tiempo promedio en el que se recomienda utilizar un mecanismo de inmovilización es de 6 a 8 semanas. Eventualmente tendrán que llevarse a cabo sesiones de fisioterapia.

Salir de la versión móvil