Tipos de entrenamiento: Cómo realizarlos correctamente

Tipos de entrenamiento: Cómo realizarlos correctamente

Tipos de entrenamiento: Cómo realizarlos correctamente

El entrenamiento es el proceso mediante el cual las personas ejercitan sus habilidades corporales y elevan su rendimiento físico. Existen diversos tipos de entrenamiento, algunos son personalizados en función de las condiciones y capacidades de las personas.

También existen entrenamientos, como el deportivo, que tiene como objetivo aumentar las capacidades para mejorar en algún deporte, permitiendo a la persona desarrollar nuevas destrezas, habilidades y un aumento en la resistencia física que demanda su campo.

Tipos de entrenamiento que existen

Los entrenamientos pueden dividirse en ocho categorías, las cuales están estructuradas sobre objetivos determinados como pueden ser bajar de peso, aumentar la fuerza o elevar la capacidad física. De igual modo, los entrenamientos pueden mostrar variaciones con el fin de que el usuario pueda realizarlos de manera adecuada.

El entrenamiento de resistencia, también conocido como aeróbico o cardiovascular, es un entrenamiento de larga duración que aumenta la capacidad física y fortalece el sistema cardiovascular. También ayuda a mejorar y regular el metabolismo.

Correr y practicar natación son dos de los ejercicios de resistencia más populares.

El ejercicio anaeróbico es utilizado para adquirir potencia y aumentar la masa muscular, ya que ayuda a tonificar y regenerar los músculos. Es un entrenamiento que habitualmente se combina con el cardio.

Algunos ejercicios de fuerza son las pesas o hacer ejercicios de resistencia con mancuernas.

El entrenamiento de core ayuda a ejercitar el centro o núcleo del cuerpo. Es un entrenamiento utilizado para prevenir futuras lesiones en la región lumbo-pélvica. De igual modo, ayudan a mejorar el rendimiento físico. Los ejercicios de core ayudan a tonificar el abdomen y fortalecer la espalda.

Algunos ejercicios de core son el puente, la plancha, abdominales, rotaciones de columna y la plancha lateral.

El entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT por su traducción al español) es un entrenamiento estructurado sobre sesiones de intervalos pequeños e intensos, en los que se alterna la recuperación y el esfuerzo. Las sesiones cortas del HIIT ayudan a quemar grasas y mejorar el rendimiento.

También conocido como entrenamiento de resistencia, permite aumentar la masa muscular mediante el empleo de pesas o la utilización de máquinas de potencia. Entre los deportes que complementan el entrenamiento de potencia está el atletismo, básquet y boxeo.

Este entrenamiento se basa en ejercicios con movimientos potentes, rápidos y de corta duración divididos en series o repeticiones. Durante cada ejercicio se emplea la máxima fuerza durante un determinado periodo. En el entrenamiento de velocidad es indispensable la recuperación muscular, por lo que se requiere tomar breves descansos.

El entrenamiento deportivo permite poner en práctica y ejercitar elementos como la coordinación, agilidad, estabilidad y movilidad. Los ejercicios funcionales varían de acuerdo con las condiciones físicas de cada persona, por lo que muchas veces los ejercicios son personalizados.

¿Qué es el ejercicio funcional?

El ejercicio o entrenamiento funcional se refiere a todos los movimientos y ejercicios del cuerpo humano en cualquiera de sus ejes y rangos de movimiento natural. Dicho de otro modo, el ejercicio funcional responde a la manera en la que cada cuerpo funciona. Cada ejercicio procura respetar la funcionalidad de cada cuerpo, haciendo que la personalización del entrenamiento favorezca la realización de las actividades diarias de las personas.

Del mismo modo, los ejercicios funcionales son considerados el pilar de la actividad física, ya que se adecuan a las demandas y necesidades de cada usuario. El entrenamiento funcional cuenta con distintos beneficios, entre los que se encuentran:

Salir de la versión móvil