Tipos de estiramiento

Tipos de estiramiento

Tipos de estiramiento

El estiramiento es una técnica o práctica en la que el sistema musculoesquelético realiza tensiones. Estas tensiones deben ser realizadas durante cierto tiempo y con determinada fuerza. Existen diversos tipos de estiramiento, los cuales ofrecen cierto incremento en la movilidad del cuerpo humano para realizar distintas actividades; desde las deportivas hasta las cotidianas.

Estirarse ofrece mayor elasticidad al efectuar movimientos y tareas. Como resultado, permite que la velocidad y la coordinación del cuerpo se vea potenciada.

¿Por qué es importante el estiramiento?

Existen muchas razones por las que es importante realizar estiramientos antes de realizar ciertas actividades. En el deporte, el estiramiento permite potenciar los movimientos de la persona. La flexibilidad que otorga el estiramiento es importante para evitar lesiones durante la práctica de ejercicio. Además, estirarse permite preparar el cuerpo, en todos lo sentidos, para comenzar a realizar actividades de bajo o alto impacto.

Entre otros beneficios que el estiramiento ofrece se encuentran:

¿Qué tipos de estiramiento existen?

Existen distintos tipos de estiramiento los cuales se pueden dividir en cuatro técnicas. Cada una de estas técnicas posee sus propios beneficios, indicaciones y precauciones. Es importante atender las precauciones para realizar un estiramiento adecuado sin sufrir accidentes o lesiones.

Estiramientos estáticos

El estiramiento estático se caracteriza por un movimiento lento. De acuerdo con un artículo publicado en la Revista Andaluza de Medicina del Deporte, el estiramiento estático es un elemento importante que forma parte del entrenamiento deportivo y de la medicina del deporte. Es uno de los métodos de estiramiento más sencillos para incrementar la flexibilidad de los músculos.

De manera análoga, el estiramiento estático puede combinarse con otras técnicas de estiramiento, como el balístico, por ejemplo.

Estiramientos de facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP)

Esta técnica favorece y acelera los mecanismos neuromusculares en función de las estimulaciones de los propioceptores, los cuales son receptores sensoriales que son responsables de la recopilación de información acerca de las variaciones de velocidad y posición de una articulación. Es una de las técnicas más versátiles dentro de los tipos de estiramiento, ya que se utiliza para reforzar los músculos, coordinar el sistema neuromuscular y dotar de flexibilidad las articulaciones.

Estiramientos balísticos

El estiramiento balístico se basa en la realización de movimientos rítmicos de rebote, balanceos y lanzamientos. Al hacer estos movimientos, se produce un aumento en la longitud de los músculos en función de las unidades de tiempo. Dos de las principales ventajas de este estiramiento son la alta reproducibilidad con el gesto técnico y la elevación de la flexibilidad activa.

Este tipo de estiramiento permite preparar los músculos y tendones para la realización de actividades deportivas donde se necesite que la musculatura se someta a altas tensiones en lapsos cortos o a modo de contracciones excéntricas.

Estiramientos dinámicos

El estiramiento dinámico permite que la flexibilidad muscular aumente de manera rápida. Ayuda a elevar la temperatura del cuerpo mediante el trabajo muscular, permitiendo que la contracción muscular se lleve a cabo rápidamente. Este trabajo muscular hace que la velocidad de transmisión de impulsos nerviosos aumente.

De igual forma, el estiramiento dinámico permite que el flujo sanguíneo se lleve a cabo de manera adecuada en todo el organismo. Esta acción hace que el ácido láctico disminuya, evitando la generación de dolores musculares.

Salir de la versión móvil