Fumarato ferroso: ¿Qué es y para qué sirve?

El fumarato de ferroso es un tipo de suplemento alimenticio a base de hierro, siendo este un mineral necesario en la producción de glóbulos rojos. Esta característica lo hace un medicamento denominado antianémico.

Si bien, una alimentación sana contiene el hierro necesario para suplir las necesidades de nuestro cuerpo, muchas veces no sucede así y sufrimos de una descompensación, originando anemia. Las principales causas de anemia se originan cuando el cuerpo no está absorbiendo, de manera adecuada, el hierro necesario para la producción de hemoglobina o está sufriendo una pérdida irregular de éste.

El fumarato ferroso, suplemento de hierro, es recetado para la anemia que surge por la falta de hierro, como lo es la anemia hipocrómica, o como profiláctico en bebés prematuros. También es muy recomendado en mujeres embarazadas, por sus necesidades de hierro durante el embarazo, al mismo tiempo que en niños en época de crecimiento.

Fumarato ferroso, dosis  

Podemos conseguir el fumarato ferroso en varias presentaciones: pastillas, comprimidos y jarabe, principalmente, haciendo que este suplemento se pueda adaptar a las necesidades de cada persona.

La dosis que se recomienda en adultos es de 100mg a 200mg al día, sin exceder los 200mg.

En niños, es recomendable usar el fumarato ferroso en forma de jarabe, de 0.3 a 0.6 ml al día.

Los expertos recomiendan fumarato ferroso en mujeres embarazadas, ya que es común que lleguen a presentar anemia, pues debe generar más sangre y oxígeno para el bebé. En este caso se sugiere que la administración del fumarato ferroso sea en forma de jarabe, de esta forma se estará reduciendo el riesgo de contraer algún efecto perjudicial en el aparato gastrointestinal.

Es recomendable ingerir la dosis recomendada con los alimentos o después de ellos, iniciando el tratamiento con dosis pequeñas e ir aumentando según se necesite. Para mayor información re recomienda tomar las indicaciones que el médico señale.

Efectos secundarios

Dentro de los efectos secundarios que se tiene al ingerir fumarato ferroso, encontramos que puede ocasionar dolor abdominal, náuseas, estreñimiento y acidez estomacal. Se debe de tomar con mucho cuidado si se tiene el caso de padecer alguna úlcera péptica (en estómago, esófago o intestino), esto debido a que puede generar mayor acidez. También puede ocasionar que las heces sean de color negro o gris.

Contraindicaciones

Siempre se deben tomar las medidas necesarias antes de ingerir cualquier tipo de suplemento o medicamento.

En este caso no se debe exceder la dosis que el medico ha señalado, de lo contrario, se puede intoxicar e incluso podría ser mortal. Por eso no se debe tomar cuando se padece alguna enfermedad que aumente el riesgo de tener una sobredosis de hierro, como lo es la hemocromatosis.

No se debe tomar en caso de presentar algún daño en el hígado, si se presenta alguna alergia al hierro o tiene algún daño en el sistema digestivo.

No tratar las anemias que su origen no sea el de la deficiencia de hierro, como lo es la anemia por deficiencia de vitaminas.

Precio y venta del fumarato ferroso

Su venta no requiere de receta médica, sin embargo, siempre se debe consultar a un especialista al momento de ingerir este tipo de suplemento, pues podría generar serias implicaciones negativas para nuestro cuerpo.

El fumarato ferroso puede comprarse directamente en cualquier farmacia, como lo son: “Farmacias del Ahorro”, ”Farmacia San Pablo”, “ Farmacias Guadalajara”, por decir algunas. Además se puede conseguir por medio de farmacias en línea, como puede ser: “Prixz”, “Vitau”, “Farmalisto”, entre otras.

El precio del fumarato ferroso  varía de $40 a $250, esto dependerá de la marca, la presentación y la forma en que se adquiera.

Licenciada en actividad física y deporte, fitness coach y creadora de Boot Camp Girls, un gimnasio diseñado solo para mujeres. Experta del entrenamiento online, rutinas efectivas y recetas de snacks saludables.