CÓMO EVITAR LOS INCÓMODOS CALAMBRES

El enemigo número uno de los corredores.

De la redacción / @runnersworldmex

Duelen, paralizan y en ocasiones afectan tus tiempos de carreras. Los calambres pueden suceder en cualquier momento. La mayoría de los consejos que hay entre los corredores son que comas plátano, pastillas de sal e incluso mostaza, por más raro que parezca; pero la realidad es que no hay una causa científica para explicar estos dolores que todos han sentido.

“No hay una causa definitiva”, nos explica el Dr. Steve Ingham, jefe de Psicología en el Instituto Inglés del Deporte. Una investigación publicada en la revista Muscle & Nerve muestra que la genética puede ser un factor, sin embargo no hay otras causas posibles.

Sin importar las investigaciones y las teorías, lo que si podemos afirmar es que los calambres son impredecibles y normalmente son causados por múltiples razones: pérdida de sodio, deshidratación o llegar al tope de la fatiga.

¿CÓMO PREVENIRLOS?

En nuestra galería encontrarás 4 consejos muy efectivos para prevenir los calambres.
Solo tienes que dar click en la flecha para avanzar al siguiente consejo.

  • 1. FORTALECE TUS MÚSCULOS

    Una de las teorías que más se propone, es que las carreras muy largas sobrecargan tu sistema nervioso. “Los músculos son sobreestimulados y se acalambran”, dice el fisioterapeuta Alex Floyd, del Centro de Excelencia en Medicina del Deporte de Bupa. El mismo, aconseja ir aumentando gradualmente las distancias. Nunca excedas en 10% por semana el incremento de tu kilometraje. Los masajes relajan los músculos fatigados, así que consiéntete y programa un masaje que reactive tus músculos. 

  • 2. NO OLVIDES CALENTAR ANTES DE CORRER

    Este pequeño ejercicio es la clave de un buen rendimiento y de una excelente carrera. Prepárate estirando con estiramientos dinámicos como el balanceo de piernas para aflojar los músculos e incrementar el flujo sanguíneo. Trota por unos minutos y luego realiza aceleraciones cortas a un paso sostenidos para terminar la sesión.


    Aquí podrás encontrar más ejercicios: RUTINA DE CALENTAMIENTO DINÁMICO


     

  • 3. CUÍDATE DE LAS CONDICIONES CLIMATOLÓGICAS EXTREMAS

    Los músculos son más propensos a sufrir calambres en climas fríos o calientes, o en la transición entre temperaturas diferentes. Las razones exactas son desconocidas, pero puedes minimizar los efectos del clima frío con un equipo de compresión que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, mejorando el flujo de la sangre y calentado los músculos. En días fríos realiza estiramientos dinámicos antes de salir de tu casa, para que estés ya algo caliente en el momento de hacerlo y así evites acalambrarte.

  • 4. NO PERMITAS QUE TU CUERPO SUFRA DESHIDRATACIÓN

    La hidratación es cuestión de un delicado balance: si los músculos no tienen suficiente agua, se acalambran. ¿Demasiada? Puede diluir los niveles de electrolitos que tus músculos requieren para procesar las señales de los nervios, lo que a su vez, provoca más calambres. ¿Complicado no?

    Es aquí donde las bebidas deportivas entran en juego, pues están específicamente formuladas para mantener los electrolitos en un buen nivel durante carreras largas o intensas.

Etiquetado cómo

  • calentamiento
  • calentamiento dinámico
  • calambres
  • dolor
  • corredor
  • corredora
  • run
  • maraton
  • entrenamiento
  • marathon
  • marathon training
  • deshidratacion
Logo Comscore
Logo Televisa Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Sports