Saltar al contenido

Cuerpo mesomorfo: Qué es y características

Cuerpo mesomorfo: Qué es y características

El cuerpo mesomorfo hace referencia a aquél cuerpo que posee los hombros anchos y la cintura delgada. Este tipo de cuerpo tiene poca grasa y es capaz de generar músculo en poco tiempo y con relativo menos esfuerzo que los otros dos tipos de cuerpo (ectomorfo y endomorfo).

El cuerpo mesomorfo puede lograr un cuerpo con figura de V en poco tiempo y es la estructura ideal para quienes practican el culturismo.

Al rasgo físico de una persona se le puede llamar somatipo y según la clasificación del psicólogo estadounidense William Herbert Sheldon, existen 3: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo. 

A cada tipo de cuerpo, le correspondía una personalidad, también pensaba dicho especialista de mediados del siglo XX. Sin embargo, ahora resulta obsoleto pensar eso.

Características del cuerpo mesomorfo

Conocer qué tipo de cuerpo somos nos ayuda a gestionar la forma en que lo entrenamos. Los cuerpos mesomorfos cuentan con un metabolismo funcional que los hace tener un peso ideal con poco esfuerzo. 

Asimismo, otras características a resaltar son:

  • Poca grasa corporal.
  • Cintura estrecha.
  • Piernas y brazos fuertes.
  • Músculos que se marcan con facilidad.
  • Pueden ganar o perder peso fácilmente.
  • Su apariencia es simétrica y atlética.
  • Tienen altas cantidades de testosterona.
  • Suelen tener aptitudes para los deportes.

A pesar de tener una buena genética, los cuerpos mesomorfos requieren, como todos, de mantenimiento, por lo cual, si no se come adecuadamente y hace falta ejercicio, igualmente pueden ser propensos a la obesidad.

Dieta para un cuerpo mesomorfo

Como lo hemos comentado, un cuerpo mesomorfo tiende a acumular grasa y al sobrepeso si no cuida sus hábitos, por lo cual se recomienda comer pocas cantidades de alimento sanos en repetidas ocasiones al día.

Asimismo, se deben consumir alimentos con altas cantidades de calorías y proteínas para poder agregar a los músculos. Claro está, que se deben quemar una parte de ellas con ejercicio, entre el 40% y 60%.

Rutinas de entrenamiento para una mesomorfo 

El tipo de cuerpo mesomorfo es ideal para deportes de resistencia como son tenis, crossfit o maratones. Asimismo, dentro de un gimnasio, los que poseen este cuerpo equilibrado pueden ocupar de manera mesurada cualquier tipo de aparato y realizar algunas pesas para empezar a hacer crecer sus músculos y marcarlos.

Se recomienda:

  • Entrenar 3 a 4 días a la semana, sesiones de entre 15 a 30 minutos.
  • Ejercicio con pesas como sentadillas, peso muerto, desplantes.
  • Realizar ejercicios de fuerza.
  • Realizar 6 repeticiones con grandes pesos o de 25 a 30 con cargas ligeras. En 3 o 5 series.

Los otros tipos de cuerpo

Ectomorfo

Los cuerpos ectomorfos son aquellos que les cuesta mucho la ganancia de peso y la generación de músculo. Son personas delgadas que cuentan con un metabolismo acelerado y que comen grandes cantidades de carbohidratos.

Endomorfo

Los cuerpos endomorfos son gruesos y tienen una inclinación marcada a tener sobrepeso. Tienen un metabolismo lento y acumulan grasa fácilmente. Les cuesta mucho trabajo quemar la grasa que ganan.

Los endomorfos pueden ganar músculos fácilmente con algunas horas de trabajo en el gimnasio.